10.2.12

Ella era la típica muchacha que decía que no había tal crisis, que estaba todo bien. Fingía la sonrisa más halagadora de toda su vida. Y los miraba con tristeza y volvía a decir, todo esta bien, y ellos iban pensando que seguía siendo la misma idiota que no se daba cuenta de las cosas. Y no, obviamente, nada estaba bien. ¿Acaso nadie se atrevía a mirarla a los ojos? ¿Nadie podía ver la tormentosa agonía en ellos? Al parecer, no. Y se lo guardaba, y sufría por dentro, y lloraba sola en un rincón de su habitación con la música al máximo para que sus sollozos no se escuchasen, aunque en el fondo se moría por alguien que se de cuenta de lo mal que estaba y le ponga el hombro. Ese alguien, nunca aparecía. Y sin embargo, por más herida que estaba, se paraba y le sonreía a la desgracia. Ella siempre era el hombro consolador. Ella siempre limpiaba lágrimas, ella siempre estaba. Era la única que leía los ojos, que descubría misterios en la voz, la única que veía la crisis y la afrontaba junto a ellos. Siempre brillo para los demás, y lo va a seguir haciendo, para que no pierdan su camino. Pero... Y para ella, ¿Quién brillaba? ¿Acaso alguien le ponía el hombro, alguien secaba sus lágrimas o notaba la tristeza en su voz? Era un fantasma, era invisible. Si le tiraban rosas o bosta, si la mataban o la salvaban, si la querían o no, si estaba o no... No importaba, de todas formas nadie la veía. Y se sentía sola. Y un día, simplemente no pudo mas, estallo y de la peor manera. Se le vino el mundo abajo. Y se dio cuenta de las cosas. A ella la maltrataban porque ella dejaba que lo hicieran. A ella la usaban porque ella lo permitía. A ella le hicieron mal porque nunca supo decir no, nunca supo poner un freno. Entonces dejo de desperdiciar lágrimas en gente que no las merecía, y decidió cambiar. No se iba a dejar vencer, no iba a dejar que el mundo se la lleve puesta, que la pasen por encima. Y sí estas personas no apreciaban su bondad... No la tendrían, o no cómo estas la esperaban. Decidió, de una vez por todas, cambiar, superar y afrontar. Y cuándo lo logro... Dijo 'No hay tal crisis' con el tono más convincente del universo, porque esa era la verdad. Cuándo traspaso ese problema y lo dejo ir... No hubo más crisis. Y el sol volvió a salir.




Perdón por no escribir seguido, es que a veces me bloqueo y no se de que escribir. Invente esta pequeña 'historia', espero que les guste. Mi psicóloga me dijo si nunca pensé en escribir un libro ya que tengo todas las cualidades para hacerlo. Asique capaz empiezo un taller literario y quien les dice escribo un libro. Un beso para todas, devuelvo las firmas como siempre y las que me siguen también las sigo :)


Entra acá por favor :)

15 comentarios:

  1. Impresionante... me ha puesto los pelos de punta, y me he sentido super identificada. Me ha encantado, de verdad :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, concisas y precisas letras van desnudanddo placidamente la germinal pureza de este blog, si te va la palabta encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos truhanes..

    ResponderEliminar
  3. Impresionante la entrada, tengo que decir que me ha encantado mucho mucho, y me he identificado.
    Un placer pasarme por tu blog, espero tu visita n.n

    Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Impresionante historia, me encanta. Me sentí super identificada, me gusto mucho muchísimo. Bueno, tu psicóloga tiene toda la razón, escribís excelente, y eso ayuda a descargarse mucho. Seguí escribiendo así de bien y vas a terminar escribiendo un libro jaja
    Gracias por las hermosas palabras que dejaste en mi entrada, gracias por pasar linda ♥

    ResponderEliminar
  5. Para si tenes que escribir un libro! muy linda historia :)
    te mando un beso,,,

    ResponderEliminar
  6. Que buen texto! Me suena mucho te juro, algunas partes me suenan conocidisimas. Me encantó.

    ResponderEliminar
  7. Muchisimas gracias por tu comentario! La verdad es que aqui hace un frio que pela asi que no me importaria tener un poco de vuestro calor.. Me ha gustado muchisimo la entrada. Que pedazo de texto:) Tu blog es una pasada, que te parece si nos seguimos mutuamente? Un besazo guapa

    esseree-felice.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que bonito, siguelo♥ Gracias por pasarte y decirlo que me dijiste w.w

    ResponderEliminar
  9. toda una historia... en cada etapa, porque las pude ver en mi cabeza... pensaba... si decía que estaba bien y mentía era porque alguien se lo preguntaba cierto?... a veces nosotros dejamos pasar muchos hombros en quienes podríamos llorar, por esperar uno en especial que quizás nunca llegue... nos volvemos, expertos en el engaño... nos convertimos en la luz de otros y en ese transcurso de tiempo nos damos cuenta en el lugar oscuro en el que nos encontramos, y nos fijamos en lo que damos y no recibimos... aguantamos lo mas que podemos, porque a fin de cuentas somos lo que somos, y los "cambios" solo se toman cuando son realmente necesarios, cuando nuestra felicidad esta de por medio, cuando nos cansamos, cuando hasta respirar es difícil, y juramos no volver a llorar mas, por aquellos que no merecen... en fin... ahora, una vez alguien me dijo que los cambios no lo hacen los otros sino uno mismo. y es verdad... decir, yo soy así porque la vida me hizo así no es cierto, uno decide ser lo que es, para dejar de sufrir por algo o alguien, por nuestro bien y no por el bien de otro, no por la vida...
    Saludos... ñ_ñ
    PD: gracias por tu comentario en el blog e venido a visitarte también....

    ResponderEliminar
  10. Yo también creo que tenes muchas cualidades para escribir un libro, una lástima que te bloquees porque en serio que salen hermosos textos de vos ! un beso divin

    ResponderEliminar
  11. Hay tanta gente así. Yo siempre espero ese alguien que se de cuenta que hay tristeza en mis ojos aunque tenga una sonrisa, pero sólo quien te conoce demasiado puede darse cuenta. Hasta ahora la sigo esperando... Me encanto el texto, escribis muy pero muy bien de verdad :)

    ResponderEliminar
  12. Me encanto la historia. Sin duda hay partes que viví… se puede decir que ahora estoy mejor. Aunque como algunos, sigo esperando a la persona que se dé cuenta de como me siento, y no se fije en si mismo, aunque sea por una vez en la vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hermosa la entrada, muy lindo el texto, me senti muy identificada. En mi opinión hay que ser UN POCO hijo de p*ta en la vida para que nos vaya bien, porque sino siempre hay alguien que nos pasa por encima y nos lastima!. Me encanto tu blog, te sigo, saludos♥

    ResponderEliminar
  14. Me encantaron las palabras que me dejaste en mi última entrada ♥ Gracias muchas gracias de verdad, personitas como vos son las que me dan esta fuerza de seguir con tan sólo leer las cosas lindas que ponen :)
    Gracias por pasar por mi blog ♥. Te sigo!
    http://addictions-that-destroy.blogspot.com/
    Te espero; Abby

    ResponderEliminar
  15. Tu psicóloga tiene mucha razón! la entrada es hermosa, es increíble como hay que ponerse una mascara aveces para poder seguir adelante :(

    Un beso!

    ResponderEliminar